Tipos de incentivos laborales que sí motivarán a tus colaboradores

18 mayo 2021

Hoy en día las personas que conforman equipos de trabajo son cada vez más exigentes. Si a esto le sumamos que los equipos son constituidos por personas de distintas generaciones, entonces es necesario replantearse y apuntar hacia mejores y nuevas estrategias. ¿Cuáles son los incentivos que hoy en día están funcionando en las empresas del mundo? En este artículo te contamos por qué premiar con un smartwatch de última generación es más motivante que ofrecer un monto extra de dinero por ventas.

Los incentivos como motor para la productividad

Los incentivos laborales tienen como objetivo motivar e impulsar a los colaboradores a alcanzar alguna meta. Si extrapolamos esta idea a la vida cotidiana, prácticamente todos tenemos algún tipo de incentivo para movernos a lo largo del día.

Por ejemplo, un incentivo podría ser el sueldo a final de mes, pero un incentivo para alcanzar ese sueldo podría ser juntar dinero para tener un fin de semana de relajo en algún lugar, es decir, la recompensa final, y principal motivador, sería obtener un fin de semana de relajo.

De la misma manera los incentivos en el trabajo, tienen el propósito de focalizar y centrar los esfuerzos para alcanzar alguna meta, ya sea grupal, específica o personal. En este sentido, la comunicación de metas y objetivos debe ser clara, ya que los colaboradores no pueden centrarse en una meta final, si no conocen cuál es esa meta.

Ahora bien, dentro del concepto de “incentivos” se pueden encontrar diferentes tipos, uno de ellos son los “incentivos no monetarios”, los cuales no se deben confundir con “incentivos intangibles”. Dentro de los incentivos no monetarios, aquellos que tienen mayor impacto en los colaboradores son: los premios y las experiencias.

Premios y experiencias

El motivo por el cual los premios y experiencias son los mejores incentivos no monetarios para sus colaboradores es porque estos ayudan a los colaboradores a recordar con más aprecio, y por mayor tiempo, el esfuerzo invertido en la empresa.

Premios

Cuando hablamos de premios nos referimos a recompensas tangibles a las cuales los colaboradores pueden acceder una vez alcanzada una meta. Por ejemplo, por cada meta que se cumpla, el colaborador puede ganar puntos y esos puntos canjearlos por un reloj de pulsera.

Bajo este ejemplo, los colaboradores pueden desear muchos tipos de premios, pero según la empresa OC Tanner, los premios que se ofrezcan a los colaboradores deben ser objetos que ellos quieran, no que ellos necesiten. Es decir, objetos que no son de primera necesidad, y que por lo tanto, no son una prioridad a comprar con el sueldo de fin de mes, porque el colaborador lo sentiría como un derroche.

Experiencias

En cuanto a las experiencias, la razón de entregar experiencias es la misma que con los premios: un viaje, un día de spa o una cena en un restaurante, es algo que el colaborador no tiene como prioridad a final de mes cuando recibe su sueldo. En cambio, si esa experiencia es ganada gracias a su esfuerzo laboral, el disfrute será mucho mayor, sin sentimientos de culpa.

¿Cómo aplicar este tipo de incentivos no monetarios en tu organización? En Chile puedes encontrar Programas de Incentivos, donde los colaboradores son motivados a alcanzar metas en base a incentivos no monetarios.

Programa de Incentivos

Según BI Worldwide, un error común que cometen las empresas es entregar premios o incentivos solo a los colaboradores con mejor desempeños. Si bien es cierto aquellos colaboradores que rinden mucho mejor deben ser premiados, este tipo de diseño desconecta a gran parte del equipo, por lo tanto, se recomienda incluir al tramo de desempeño medio para que el impacto sea mayor.

Dentro de un Programa de Incentivos, se pueden establecer metas y objetivos personalizados, ya sea por colaborador o por área, en base a los objetivos estratégicos de la empresa. Esto es importante, ya que toda la organización debe apuntar hacia un gran objetivo principal. Así que, ya sea que este tipo de programa se aplique a un área específica de la empresa, los objetivos que se trabajen estarán alineados al resto de los equipos.

 

CTA PARA CP

Por otro lado, en plena era digital, un Programa de Incentivos se puede administrar en su totalidad desde una plataforma digital, de esa manera todos los participantes tienen acceso a un espacio virtual donde pueden ver sus desafíos, la cantidad de puntos que han obtenido, los premios, su nivel de desempeño, entre otras cosas. De esta manera, los participantes se aseguran de que los esfuerzos que están dando en el trabajo, arrojan resultados visibles y medibles, para que sepan exactamente dónde mejorar.

Este tipo de programas los puedes encontrar en SAWA, especialistas en Incentive Marketing, basados en la entrega de incentivos no monetarios, estrategia que ayuda a aumentar la motivación y la productividad.

Conoce más de estos programas aquí.

 

Agenda una reunión CTA

 

coméntanos

ARTÍCULOS RELACIONADOS

Volver al trabajo presencial: motiva a tus colaboradores con incentivos no monetarios

08 septiembre 2021

Ofrece el mejor ambiente laboral para volver al trabajo presencial sin olvidar a aquellos que trabajan remotamente. ¿Cómo hacer es...

Gamificación en empresas: cómo el juego puede salvar a tu organización

01 septiembre 2021

Es posible jugar en el contexto laboral pero de una manera profesional y con objetivos de negocio muy claros. Descubre aquí la gam...

Innova junto a SAWA y avanza hacia un proceso de mejora continua personalizada

26 agosto 2021

¿Cómo implementar un plan efectivo de procesos de mejora continua y que a la vez te muestre datos concretos? En este artículo te l...